lunes, noviembre 16, 2009

Los bajitos con bigote, esos simpáticos tipos

Ocurrió una vez que estaba en el cine, esperando a que pasaran los trailers y comenzara la película. Entonces, apareció el ya famoso y archiconocido spot de THX, una forma de asegurarnos, por parte de los responsables del cine, que dicha sala está preparada para que disfrutemos de la película en las condiciones óptimas. Otra cosa es que la película en sí lo merezca y saque partido de dicha tecnología, o que la concurrencia se deje llevar por la magia del momento y se limite a disfrutar en las mejores condiciones posibles de la proyección, pasando de palomitas, politonos incómodos de móviles o comentarios fuera de lugar. Pero me estoy desviando...



El caso es que, viendo hacer de las suyas al robotito mascota del vídeo, caí en la cuenta de una cosa muy curiosa. De cómo la Naturaleza establece una serie de patrones que se van repitiendo una y otra vez, no siempre exactamente iguales, pero sí muy similares.

Y en esta ocasión, el patrón con el que di fue que los personajes bajitos con bigote son simpáticos.

Tomemos para empezar a Tex, el robot, la ya citada mascota del sistema THX, ideado por cierto por John Lasseter, el de Pixar.

Es bajito, tiene bigote, y resulta bastante simpaticón. Pero no es el único caso.

Si nos remontamos a uno de los primeros personajes en presentar este patrón de fisonomía y comportamiento, nos encontraríamos nada más y nada menos que con el fontanero más famoso de los videojuegos, Mario, el de los Mario Bros de toda la vida, mascota y personaje insignia de Nintendo.
¡Mamma mía! ¿Comenzáis a ver la pauta ya? Pues eso no es todo. Sigamos indagando, y acerquémonos un momento al Universo Marvel. Uno de los miembros del equipo mutante canadiense Alpha Flight es Puck.

Bajito, rechonchete, con extraordinarias dotes acrobáticas... y con bigote. Y más amigo de pegarse una juerga que Pocholo en la noche ibicenca.

Y ya que entramos en tierras patrias, qué menos que citar al que, de un tiempo a esta parte, se ha convertido por méritos propios en el superhéroe nacional más famoso y conocido (se siente, SuperLópez, tu tiempo ha pasado... y ni siquiera eres bajito, *ay*). Estoy hablando, por supuestísimo, ¡de Cálico Electrónico!

También es bajito. También tiene bigote. Y es más alegre que unas maracas. ¡Por favor, qué arte!

¡Rayos! Si es que hasta Danny DeVito puede caer dentro de esta categoría. Sí, fijaos, por ejemplo, en Matilda aparecía con bigote.

Y, bueno, de acuerdo, no se puede decir que el personaje que interpreta en esa película sea precisamente un santo varón. ¡Pero da igual! Es que este hombre cae simpático haga lo que haga, incluso siendo malo. ¡A quién no le gusta este actor, caramba!

¿Os dais cuenta? En todos estos casos, se da la circunstancia de que ser bajito y tener bigote, implica ser un tío simpático, buena gente, y que a todos cae bien. ¿Verdad que la Naturaleza es sabia?

Aunque, claro, como en todas las reglas, siempre existe alguna excepción...


Y ésta no iba a ser menos.

2 comentarios:

F.D dijo...

la diferencia entre todos los primeros y el ultimo... es que solo con el ultimo me salen ronchas cuando lo veo... simpatico??? eso demuestra que es una cualidad subjetiva... omg!

Carlos dijo...

Se te ha pasado una cuestión: todos son bajitos, con bigote y... tienen algo ROJO! (Danny DeVito lleva un pañuelo de este color tmb) Aznar no lleva nada rojo. Ahora imagínate al ex-presi vestidito todo de rojo y en el centro de una diana de dardos... ¿Es o no es una imagen simpática? Sobretodo si echamos unas partiditas... XD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...