miércoles, octubre 20, 2010

Predators: Homenaje tras homenaje

Pues el otro día por fin tuve la ocasión de ver "Predators", la última de Robert Rodríguez (que se escapa porque esta vez no dirige, sólo produce).

¿Qué puedo decir? No tenía puestas demasiadas ilusiones en la cinta, porque la franquicia ha ido en declive casi, casi, desde la segunda película. Y es que McTiernan es mucho McTiernan, y Chuache... mucho Chuache.

Hay que ver cómo un personaje tan, a priori, interesante como el Predator ha ido deteriorándose más y más película a película. Si nos fijamos, en todas y cada una de las películas, al final en lo que se centran es en desarrollar cada vez un poquito más a esta especie, aportándonos datos acerca de su comportamiento, su filosofía de vida, su hábitat...

En la primera cinta, se nos presenta como lo que es, un cazador hambriento de retos, con un arsenal de impresión, que adora los climas tropicales y... sobre todo, con un estricto código de honor.

En la segunda, se mantiene esa línea, pero además nos aportan nuevos datos como que también pueden cazar en grupo, y que llevan visitando nuestro planeta desde mucho tiempo atrás. Y no sólo nuestro planeta, sino infinidad de mundos más, a juzgar por la galería de trofeos que nos muestran de soslayo.

Con esta imagen se sentarían las bases de la expansión de la franquicia, uniendo al Predator con el otro espécimen espacial por excelencia de la Fox, el Alien. Fruto de dicha unión, tendríamos dos olvidables películas.

En "Alien vs Predator", de nuevo el peso de la trama recae principalmente sobre los Predators, contándonos ahora su relación con las civilizaciones precolombinas y su arquitectura, aunque se sitúe la acción en plena Antártida. Sin embargo, salvo la mención a Weyland, poco o nada se desarrolla el universo relativo al Alien.


"Aliens vs Predator: Requiem" es más de lo mismo, pero peor (y tanto, como que parece que si quedaban pocas ganas de continuar enfrentando a estos bichos, se te quitan después de ver la peli). Sí, nos presentan ese engendro del Predalien, y de nuevo ampliamos más el universo Predator, monstrándonos un mundo natal o algo así.

Y llegamos finalmente a "Predators", donde aún conoceremos más sobre el modo de vida de estos bichos, presentándonos a sus mascotas, hablándonos de castas... Sí, como se puede ver, en el fondo todas estas películas tratan sobre el Predator. Lo que no se cuenta, pero se extráe después de verlas, es el problema genético que tienen estos pobres bichos. Generación tras generación, la endogamia ha provocado que cada vez sean unos seres más torpes y más estúpidos.

Y es que el Predator de la primera cinta les da sopas con hondas a todos los de las demás películas, juntos. Igual es que al ser tan poco agraciados, no se gustan ni entre ellos, pobrecitos.

Al menos, la cinta entretiene, y eso ya es mucho, con los tiempos que corren. Lástima que, aparte de lo ya citado (y que tampoco es gran cosa, en el fondo), no se aporte nada relevante a lo que ya tenemos.

Tenemos un batiburrillo de personajes variopintos que, con bastante mala fortuna, tratan de recordarnos a algunos de los personajes de las películas previas. Homenaje, que así se le llama a esto ahora.

Lamentablemente, como en las dos cintas de AvP, te importa un pimiento frito lo que les ocurra a los personajes humanos, y casi deseas que se los carguen a todos de un plumazo, y no uno a uno, homenajeando a la primera película.

Sí, voy a hartarme de usar el término "homenaje", y los derivados del mismo, a lo largo de la entrada. Sólo así se puede justificar una cinta así.

La jungla, la "impaciente"... hasta el score de John Debney sigue punto por punto la música compuesta en su día por Alan Silvestri, con poquitas aportaciones novedosas (algo hay, pero al final a quien tarareas es a Silvestri).

Y es que hasta el póster te hace pensar en cosas anteriores. Bastante anteriores.


Y es que hay que ser rebuscado, y aquí ya dudaréis acerca de si me refiero a mí mismo, o a los responsables de "Predators". Porque yo miro el póster, consigo visualizar lo que hay detrás de la napia de Adrien Brody, y lo que veo es esto.

(Cualquier día de éstos, en su videoclub o, en su defecto, sitio de descargas, favorito)

Filtro arriba, filtro abajo, quitando una cabeza, y tal, pero... Hum, sospechoso, tomo nota.

Y, encima, supongo que debería sentirme honrado o algo. Bueeeeno, por esta vez lo dejaremos pasar. Pero que no se vuelva a repetir, ¿vale?

1 comentario:

Merrick dijo...

Mira que era mala AvP2, eh? Qué bazofión! Aún así, veré ésta, no lo puedo remediar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...