jueves, octubre 28, 2010

Resacas filosóficas

Hay que ver. Una disciplina tan interesante como es la Filosofía, y lo desaprovechada que está en las aulas. Tanto es así, que al final, lo único que te queda pasado el Bachillerato, el único recuerdo especialmente destacable, es un odio visceral hacia Platón. ¿Qué les das a los niños, Platón, qué les das? Aunque pensándolo fríamente... mejor no les des nada. Ni te les acerques siquiera.

Demostrado, al público en general no le gusta Platón. Es hora de buscar otras alternativas.


Sí, lo sé, es una chorrada como un castillo. Pero vi la cita el otro día por ADV, y luego me encontré la imagen y... las horas intempestivas y el abuso de Photoshop hicieron el resto.

miércoles, octubre 27, 2010

El Poder de la Fuerza II

Ayer al final no pude hablar de esto, pero fuerzas mayores... Es lo que tiene.

Pero bueno, no importa, nunca es tarde si la dicha es buena. Y la dicha en este caso es el lanzamiento del juego "Star Wars. The Force Unleashed II", o "El Poder de la Fuerza 2", como lo traducen en España.

En realidad, las noticias sobre la continuación de uno de los juegos más trepidantes ubicados en el Universo SW comenzaron hace unos meses, cuando un inquietante trailer se colocaba rápidamente entre los más vistos de Youtube.


Inquietante porque, conociendo el final (finales) de la primera entrega (spoilers alert!), lo primero que pasa por tu cabeza es: "¿Qué hace ahí Starkiller? ¿Es realmente él?". O directamente: "WTF?!". Muchas preguntas y muy pocas respuestas, al tiempo que anticipaban lo que íbamos a encontrar en el juego: lo mismo que en el primero, pero multiplicado. Por lo menos, por dos.

Con el paso del tiempo los responsables del juego fueron dosificando algunos datos más sobre el argumento, hasta que, por fin, nos regalaron este segundo trailer oficial, con el que dejarnos de nuevo con la boca abierta.


¿Qué, cómo se os queda el cuerpo? Con unas ganas locas de meteros en el pellejo de este nuevo Starkiller, ¿verdad? No es para menos.

Según vemos, parece que la cosa tiene que ver con clones, un concepto que ya se ha tratado ampliamente en el Universo SW. Pero lo que no sabíamos era que un clon podía guardar recuerdos de su vida anterior (o algo así), de manera que este Starkiller tiene una deuda muy gorda pendiente con su antiguo maestro, Darth Vader.

Está por ver si, con sus nuevos poderes, que iremos descubriendo a lo largo del juego, consigue su objetivo.

Desde luego, no lo va a tener nada fácil, ya que, como se desprende de los pósters promocionales, el Oscuro Lord del Sith cuenta con una ventaja a su favor.

El Sigilo Ninja.

Un saludete a Jotacé, que hoy celebra el Sexto Aniversario de su blog.

martes, octubre 26, 2010

Por la boca muere el pez

Hoy me hubiera encantado hablar de otra cosa, pero la actualidad manda y es necesario SABER.

La noticia aparecía ayer, me llegó por un sitio, por otro... Y hoy, el amigo Álex Muñoz, el creador del irreverente Spooky, lo cual no es óbice para que no tome parte en loables iniciativas como ésta, me ha proporcionado la oportunidad de promover la Verdad.

Nunca me ha caído bien Sánchez-Dragó. Siempre lo he visto como un tío pasado de vueltas, listllo, bocazas... y con muchos, demasiados amiguetes, como para permitirle flotar sobre la mierda que él mismo se crea a su alrededor (es lo que tiene trabajar en Telemadrid, según se ve). Pues bien, espero que, a partir de sus propias declaraciones de ayer, su suerte cambie y acabe donde se merece.


¿Que de qué va todo esto? Leed, leed,


Desde luego, más le vale que sea una vacilada de las suyas, al tío canalla. Pero ni aún así hay excusa, no está el mundo como para bromear con temas así.

¡Sin gracia, payaso! Que no te mereces ni el Celebrities que te dedicaron los de Muchachada Nui.

Gracias, Álex, por la ilustrativa imagen.

¡Pasadlo!

Mañana espero poder hablar de temas más simpáticos.

lunes, octubre 25, 2010

El Poder de la Fuerza

En el verano de 2007, qué lejano queda ya, aparecía el sugerente trailer del nuevo juego en preparación de LucasArts, "The Force Unleashed".


Realmente espectacular, pese a ser un simple aperitivo. Pero eso de poder estrellar con la Fuerza todo un Destructor Estelar Imperial, amén de vérselas con todo tipo de seres y criaturas del Universo Star Wars, haciendo uso de los más increíbles poderes de la Fuerza, prometía y mucho. Y con el añadido, como demuestra el color rojo de la hoja del sable láser, de formar parte del equipo de los malos, nada menos que como el aprendiz de Darth Vader.

Porque reconozcámoslo, en Star Wars, lo que mola es ser de los malos. Los Jedi están bien y eso, pero los Sith molan más (con razón no es tan difícil pasarse al Lado Oscuro). Y jugar con aquel añejo simulador, el "X-Wing", era una experiencia apasionante, pero cuando lanzaron tiempo después el "TIE Fighter" nos lo pasamos aún mejor. Y hasta las continuaciones literarias de la Trilogía clásica no serían nada sin personajes como el Gran Almirante Thrawn o Mara Jade.


Ahora nos brindaban la oportunidad de meternos bajo la piel de Starkiller (interesante e irónica forma de reutilizar el apelllido rechazado para Luke Skywalker en los primeros bocetos de Star Wars de George Lucas), el secreto aprendiz oscuro de Darth Vader, en un episodio de la saga que sirve de enlace entre la nueva trilogía y la clásica, entretejiendo para ello a personajes de una y otra, narrándonos la debacle de la Antigua República al tiempo que asistíamos al germen de la Rebelión. Pero ya estoy contando demasiado...

El personaje cuenta con un gran despliegue de poderes de la Fuerza a su disposición: malabarismos con el sable de luz, empujones de Fuerza, desplazamiento de seres y objetos, rayos de energía... Y conforme avancemos en la aventura, nuestros poderes irán aumentando y mejorando, según subimos de nivel. Una auténtica gozada.


Ya en su día pude disfrutar en casa de un colega de la demo para la Playstation 3, y el juego prometía y mucho. Y cuando me enteré de que también lo habían adaptado a PC, no me lo pensé dos veces. Y con el aliciente de que para entonces ya había salido además la expansión, la "Ultimate Sith Edition", un par de episodios más, en una rama alternativa de lo acontecido en la historia de Star Wars, situándonos en lo que pudieron haber sido las partes "Una Nueva Esperanza" y "El Imperio Contraataca". Brutal.

Y ya metidos de lleno en lo que es el desarrollo del juego, además de lo familiares que nos resultarán algunos mundos y personajes, cabe destacar un par de detalles simpáticos que le puedes encontrar al juego.

Uno de ellos es que, como ya comentaba anteriormente, la historia sirve de nexo para lo acontencido entre "La Venganza de los Sith" y "Una Nueva Esperanza", contando para ello con la presencia de algunos personajes ya conocidos como la Maestro Jedi Shaak Ti, el senador Bail Organa y su hija adoptiva Leia Organa... o incluso Jar Jar Binks. Sí, habéis leído bien, el odioso gungan Binks. Siento deciros que no podréis dar buena cuenta de él... por la sencilla razón de que alguien se os habrá adelantado.

Y decían que la carbonita no servía para nada...

En otro de los capítulos de la historia, se nos traslada hasta Raxus Prime, un planeta basurero habitado por piratas, carroñeros y droides a medio desmantelar, donde tendremos que enfrentarnos a un viejo Maestro Jedi con la cabeza algo trastornada llamado Kazdan Paratus. Se trata de una criatura pequeña, que basa su potencia en el uso de un arnés robotizado que le dota de una pericia salvaje en el manejo del sable láser.


Que no os dé ninguna pena acabar con él. Yo, cada vez que lo veía, no podía evitar pensar en cierto odioso personaje...

Qué cabrón, es clavadito el tío...

Al margen de los citados detalles simpáticos, el juego es tan trepidante y la historia tan completa que enganchan sin remedio. Y es por eso que tengo ciertos reparos hacia la segunda parte del juego, cuyo lanzamiento a nivel mundial es precisamente mañana, 26 de octubre.


Que sí, que técnicamente será la repera, habida cuenta de que este primer juego ya era bestial y de que, por los avances que se han ido dosificando, el nivel de acción y bicherío va a estar varios enteros por encima del original. Habrá que jugarlo, por supuesto.

Donde tengo mis reservas es en la historia. El juego puede ser todo lo entretenido que quieras, pero si la historia no cuaja, al final se queda en un simple mata-mata para pasar el rato. De verdad, espero que cuiden también ese aspecto, para no deslucir, no ya sólo al juego en sí, si no el legado dejado por la primera parte.

A ver en qué queda la cosa. Mañana hablamos de "El Poder de la Fuerza II".

sábado, octubre 23, 2010

Yo también

Interrumpimos momentáneamente nuestra dicharachera racha en el blog para enseñaros un vídeo que me ha llegado hoy mismo.

Las risas y el cachondeito están muy bien, pero de vez en cuando merece la pena tomarse ciertas cosas en serio. Por nosotros y por aquéllos de quienes somos responsables.


Huelga decir que coincido plenamente con todo lo dicho, y que secundo la moción.



Dicho esto, continuamos con nuestra programación habitual.

viernes, octubre 22, 2010

Las bolicas de los bares

Ah, las máquinas de bolas de los bares, ese invento del diablo. Cuántas veces no habremos ido a un bar a echarnos una cervecita y nos habremos topado con una de esas máquinas de regalitos. Claro, hasta ahora no me había fijado mucho en ellas. Pero entre todos los cambios que entrañan la paternidad, está el que resulte difícil no verlas ya.



Hay que ver la cantidad de morralla que te encuentras dentro de las dichosas bolas. Menudo montón de tonterías, chorradas, chismes inútiles… Hacen las delicias de la chiquillería durante cinco minutos, que suele ser lo que tardan en romperse. Porque ésa es otra, me río yo del control de calidad que se supone que deben pasar estos chismes.

Sin ir más lejos, el pasado verano tuve la mala experiencia de que, en un chiringuito medio perdido de la mano de Dios, la bola que nos “tocó” apestaba a chapapote desde varios metros de distancia. Y no llegué a entender qué demonios era el regalo, más allá de un residuo de plástico pasado que en algún momento se asemejó a una especie de lagartija. Se te quedaba pegado en los dedos, realmente asqueroso. De haber encontrado a alguien en aquel tugurio, hubiera sido hasta denunciable.

Pero es lo que tiene el concederle los caprichitos al niño. Estratégicamente llenas de colores y situadas como para no poder evitar no verlas, da igual dónde te sientes en el bar, la maquinita se ve siempre desde tu mesa, y suponen una tentación irresistible con una oferta supervalorada de diversión sin límites a cambio de un mísero euro. Imposible que se coma el potito tranquilo sin antes haberle dado una bolica. Y si tienes a los titos cerca, dispuestos sin pensarlo dos veces en contentar al nene, pues acabas picando. En esto los padres aprendemos rápido, y con la colección de chismes que terminas por acumular, siempre es bueno llevar contigo alguna bola vacía que rellenar con algún juguetico, que poder hacer pasar por nuevo, recién sacado de la máquina.

Lo que no sabemos es durante cuánto tiempo podremos engañar así a la criatura, ni lo que tardará ésta en pedirnos otras cosas. Sin lugar a dudas, estas máquinas de bolas no son sino una trampa mortal. Mortal de necesidad.

miércoles, octubre 20, 2010

Predators: Homenaje tras homenaje

Pues el otro día por fin tuve la ocasión de ver "Predators", la última de Robert Rodríguez (que se escapa porque esta vez no dirige, sólo produce).

¿Qué puedo decir? No tenía puestas demasiadas ilusiones en la cinta, porque la franquicia ha ido en declive casi, casi, desde la segunda película. Y es que McTiernan es mucho McTiernan, y Chuache... mucho Chuache.

Hay que ver cómo un personaje tan, a priori, interesante como el Predator ha ido deteriorándose más y más película a película. Si nos fijamos, en todas y cada una de las películas, al final en lo que se centran es en desarrollar cada vez un poquito más a esta especie, aportándonos datos acerca de su comportamiento, su filosofía de vida, su hábitat...

En la primera cinta, se nos presenta como lo que es, un cazador hambriento de retos, con un arsenal de impresión, que adora los climas tropicales y... sobre todo, con un estricto código de honor.

En la segunda, se mantiene esa línea, pero además nos aportan nuevos datos como que también pueden cazar en grupo, y que llevan visitando nuestro planeta desde mucho tiempo atrás. Y no sólo nuestro planeta, sino infinidad de mundos más, a juzgar por la galería de trofeos que nos muestran de soslayo.

Con esta imagen se sentarían las bases de la expansión de la franquicia, uniendo al Predator con el otro espécimen espacial por excelencia de la Fox, el Alien. Fruto de dicha unión, tendríamos dos olvidables películas.

En "Alien vs Predator", de nuevo el peso de la trama recae principalmente sobre los Predators, contándonos ahora su relación con las civilizaciones precolombinas y su arquitectura, aunque se sitúe la acción en plena Antártida. Sin embargo, salvo la mención a Weyland, poco o nada se desarrolla el universo relativo al Alien.


"Aliens vs Predator: Requiem" es más de lo mismo, pero peor (y tanto, como que parece que si quedaban pocas ganas de continuar enfrentando a estos bichos, se te quitan después de ver la peli). Sí, nos presentan ese engendro del Predalien, y de nuevo ampliamos más el universo Predator, monstrándonos un mundo natal o algo así.

Y llegamos finalmente a "Predators", donde aún conoceremos más sobre el modo de vida de estos bichos, presentándonos a sus mascotas, hablándonos de castas... Sí, como se puede ver, en el fondo todas estas películas tratan sobre el Predator. Lo que no se cuenta, pero se extráe después de verlas, es el problema genético que tienen estos pobres bichos. Generación tras generación, la endogamia ha provocado que cada vez sean unos seres más torpes y más estúpidos.

Y es que el Predator de la primera cinta les da sopas con hondas a todos los de las demás películas, juntos. Igual es que al ser tan poco agraciados, no se gustan ni entre ellos, pobrecitos.

Al menos, la cinta entretiene, y eso ya es mucho, con los tiempos que corren. Lástima que, aparte de lo ya citado (y que tampoco es gran cosa, en el fondo), no se aporte nada relevante a lo que ya tenemos.

Tenemos un batiburrillo de personajes variopintos que, con bastante mala fortuna, tratan de recordarnos a algunos de los personajes de las películas previas. Homenaje, que así se le llama a esto ahora.

Lamentablemente, como en las dos cintas de AvP, te importa un pimiento frito lo que les ocurra a los personajes humanos, y casi deseas que se los carguen a todos de un plumazo, y no uno a uno, homenajeando a la primera película.

Sí, voy a hartarme de usar el término "homenaje", y los derivados del mismo, a lo largo de la entrada. Sólo así se puede justificar una cinta así.

La jungla, la "impaciente"... hasta el score de John Debney sigue punto por punto la música compuesta en su día por Alan Silvestri, con poquitas aportaciones novedosas (algo hay, pero al final a quien tarareas es a Silvestri).

Y es que hasta el póster te hace pensar en cosas anteriores. Bastante anteriores.


Y es que hay que ser rebuscado, y aquí ya dudaréis acerca de si me refiero a mí mismo, o a los responsables de "Predators". Porque yo miro el póster, consigo visualizar lo que hay detrás de la napia de Adrien Brody, y lo que veo es esto.

(Cualquier día de éstos, en su videoclub o, en su defecto, sitio de descargas, favorito)

Filtro arriba, filtro abajo, quitando una cabeza, y tal, pero... Hum, sospechoso, tomo nota.

Y, encima, supongo que debería sentirme honrado o algo. Bueeeeno, por esta vez lo dejaremos pasar. Pero que no se vuelva a repetir, ¿vale?

martes, octubre 19, 2010

Lunes de regalos y sorpresas

Hoy me voy a dedicar la entrada, en un ejercicio de ombliguismo (que, al fin y al cabo, es para lo que sirven la amplia mayoría de blogs).

Y es que ayer lunes coincidieron un montón de cosas maravillosas que me alegraron la mañana, y por extensión, el inicio de la semana (y mira que suele ser difícil empezar la semana de buen humor, ¿eh?).

Por un lado, al volver del fin de semana, me encontré un aviso de Correos donde especificaba que "el envío no cabía en el buzón". Gracias a Dios, parece que por fin mi cartero se ha dado cuenta de lo importante que es, no sólo llevar el correo a su destino, sino asegurarse de que éste tiene garantías de que acabe en las manos de su destinatario legítimo, y no en la de algún desaprensivo.

Lo que no me esperaba era todo lo que me iba a encontrar en la oficina. Por un lado, un par de paquetes de CDs (sí, sí, seguid comprando en El Corte Inglés si queréis...) que sí, que vale, que los esperaba (que para eso estaban pagados y todo, o sea que regalos, regalos, no eran realmente, dejémoslo en sorpresa). Uno con algunos caprichitos de segunda mano, cortesía de SecondSpin, y el otro con algunas ofertas pre-Halloween de la casa Lalaland Records.


Pero lo mejor era el tubo dentro del que iba enrollada una fantástica litografía de Sergio Aragonés. Nunca había tenido una de éstas y el pasado verano un tipo que conocí por facebook me ofreció una. Y a lo deseado de la misma, se une el trabajito que ha costado que acabe en mis manos. Hasta tres veces me la ha tenido que reenviar hasta que por fin llegó, madre mía. Pero la espera ha merecido la pena, de eso no cabe duda.

La imagen es sólo la muestra que me enviaron para ver cómo era la litografía, pero pienso volver al tema y subir una foto en cuanto la tenga enmarcada y colgada en la pared de casa, firmada y numerada como está.

Y esto sólo a primera hora de la mañana. A mediodía tenía cita con JAB, el fantástico autor del no menos genial El Niño Gilipollas que Quería Volar. Ya os he hablado en alguna ocasión de él, del concurso de acertar disfraces que actualmente se sigue en su blog, y del II Maratón de Disfraces Gilipollas que tuvo lugar el pasado 1 de septiembre.

¿Os acordáis? Lo que creo que no llegué a comentar es que quedé el primero en dicho maratón. Bueno, el primero junto a dos esforzados triunfadores más, en un triple empate que se produjo en el ultimísimo momento. Emocionante a más no poder. ¿Y el premio? Pues dos de los dibujos acertados (cada uno acertamos cuatro en total, y lo normal es que sólamente nos toque uno), y una fantástica camiseta de regalo.

 
 
(Próximamente, camisetas a la venta en las mejores tiendas)

Al igual que comentaba antes con lo de la litografía, aún no he tenido tiempo de probármela, así que el modelo en cuestión es el propio JAB. Además, en las de los ganadores, exclusivas, el Niño dice: "Campeón!". Si sirve de consuelo, él tiene mejor tipito que yo.

Pero no quedó ahí la cosa, no. Por el mismo concurso diario de disfraces Gilipollas, hace poco que alcancé la cifra, nada desdeñable, de 10 disfraces acertados (sí, también aprovecho la mañana para trabajar y esas otras cosas, tranquilos). Así que otro premiaco al canto, que JAB aprovechó para darme en mano, ya que estábamos.
(Muy pronto, el vídeo donde se inmortalizó tan insigne momento)

Una copia del limitadísimo libro de "El Niño Gilipollas que Quería Volar" (objeto buscadísimo y cotizadísimo a estas alturas por los coleccionistas de más alta alcurnia), dos divertidas pegatinas, el dibujo dedicado con el que alcancé tan significativa cifra de aciertos (Nils Holgersson, ¿alguien más veía esa encantadora serie de dibujos?), tres chapas del Niño Gilipollas... ¡y una piruleta! ¡De fresa! ¡Y con forma de corazón!

¿Qué? ¿Fue o no fue un lunes completito el de ayer?

lunes, octubre 18, 2010

Nikita Nipona

- ¿Recuerdas a Nikita?
- Sí, hombre, claro, cómo no. La de la peli de Luc Besson.
- Exacto, ésa. Luego hicieron el remake americano, con Bridget Fonda.
- La dichosa manía de los americanos de "remakear" antes que obligar a la gente a ir al cine a ver una película extranjera. Aunque esté doblada. Y de subtítulos ni hablamos.
- Es lo que tiene...¿Y te acuerdas de que luego hicieron la correspondiente serie de televisión, protagonizada por Peta Wilson?
- Peta Wilson, sí, uno de los pocos alicientes que tenía la infumable "La Liga de los Hombres Extraordinarios".
- Calla, ni me hables.
- Donde la primera contradicción es que ahí, la extraordinaria es precisamente Peta, y no los pedorros de los otros.
- Luego nos quejamos de que Alan Moore raje de la industria y de cómo destrozan su obra adaptándola al celuloide.
- Luego nos quejamos, sí...
- Pero me estoy desviando del tema... ¿Sabías que han vuelto a hacer una nueva serie sobre Nikita?

- No fastidies. Un reboot, supongo. La única cosa que les gusta a los americanos más que un remake.
- Algo así, sí. Con una nueva protagonista, de facciones asiáticas, que interpreta Maggie Q.
- ¿De facciones asiáticas, dices?
- Y experta asesina.
- ¿Y está buena?
- ¿Que si está buena? La promocionan enfundada en una especie de sexy body, todo de cuero...
- ¡Ostras! ¿Sí? Y si es asiática, usará una katana, ¿no?
- Bueh... supongo. Siendo una asesina fría y despiadada, será experta en el uso de múltiples armas.
- ¡Mola! ¿Y tiene poderes psíquicos?
- ¿Lo qué?
- Sí, hombre, que si es una mutante con el poder de leer mentes.
- Bueno, no sé si llegará a tanto su entrenamiento...
- Y con la habilidad de plasmar un ataque psíquico mediante una daga psiónica que le surge de la mano.
- ¿Cómo? Ya me estás rayando...
- Que sí, que esto ya lo he visto yo antes...

- Ya verás cuando Claremont se entere, ya...
- ¿Claremont quién?

jueves, octubre 14, 2010

25 años... desde el Futuro

Madre mía, ya han pasado 25 años...

Y muchas cosas han cambiado, unas mucho, otras muy poco... Pero el sentimiento es el mismo.

Todavía recuerdo la primera vez que vi "Regreso al Futuro". Yo estaba en 5º de la extinta EGB (¡ay, cuánto se te echa de menos!) y, no recuerdo bien por qué motivo, decidimos hacer una sesión doble de cine en clase. Sería semana blanca o algo así, pero la profesora nos plantó delante una mesa camilla con un reproductor VHS y una tele de tamaño mediano, bajó las persianas del aula para dejarnos a media luz... Y todos nos preparamos para disfrutar de dos fantásticas, maravillosas películas, de ésas que ya no se hacen, por mucho que se intente. ¡Ah, el encanto de los 80!

Una fue "El Chip Prodigioso", que merecería otra entrada aparte. La otra fue "Regreso al Futuro". Cómo flipamos con las canciones de Huey Lewis and the News, cómo alucinamos con el brutal trabajo orquestal de Alan Silvestri, cómo vivimos las trepidantes aventuras de Marty McFly, intentando emparejar a sus padres en el pasado... Ah, qué tiempos.

Mucho ha llovido desde entonces, ni el director Robert Zemeckis ni el actor Michael J. Fox han vuelto a realizar un bombazo semejante, y sus carreras han seguido dispares caminos, para bien o para mal. En  especial, la vida ha tratado particularmente mal a Fox, con ese incipiente Parkinson con el que ha de enfrentarse día tras día.

Por eso me ha parecido brillante este vídeo homenaje, anunciando los próximos Scream Awards, donde celebrar el 25 aniversario de tan insigne título (y saga, no lo olvidemos).


Hoy, todos queremos ajustar nuestro condensador de fluzo (bendita censura española, que no se atrevían a decir "flujo", vayamos a pensar mal o algo) viajar en el tiempo en un Delorean. Al pasado, al futuro (donde nos volvemos gilipollas)... Qué más da.

"Esto... ¡esto es muy fuerte, Doc!"

domingo, octubre 10, 2010

Almuerzo friki

¿Quién dice que los frikis no tenemos derecho a alimentarnos en condiciones?

Mucho se ha especulado acerca de la nutrición friki, derivado por supuesto de la visión que de nosotros tiene el público en general, gracias sobre todo a la tele y al cine.

Que si comida basura, que si pizza, que si hamburguesas... Probablemente habrá algún listo que pretenda sacar partido de todo esto, y montarse una tesis doctoral relacionando estos trastornos alimentarios con la afición de cada cual... Hay gente para todo.

Pues yo digo no.

El disfrutar de cosas como el cine, la música, los cómics, etc., en detrimento de otras aficiones más sociales como pueden ser el fútbol, el botellón, el chunda-chunda de madrugada... No debe ser un obstáculo para que dejemos de cuidar nuestra alimentación.

Y nada como la dieta mediterránea y la comida casera para solucionar eso. Una buena tortilla de patatas. Unas deliciosas croquetas, que no tienen por qué ser de pollo, que las de espinacas también están muy, muy ricas. Sólo faltarían unos calamares fritos, rociados con algo de jugo de limón, para redondear la jugada.

Eso sí, en la presentación ya nos podemos lucir lo que queramos.

Y a seguir disfrutando de lo nuestro. Ale, que aproveche.

viernes, octubre 08, 2010

Prácticas de Veterinaria

Recuerdo que, como mi hermana pequeña siempre quiso estudiar Veterinaria (hasta que descubrió que los veterinarios no sólo curan animales, también hay ocasiones en los que tienen que sacrificarlos), sabía que la universidad más cercana para cursar esa carrera era la de Córdoba.

Hasta hoy, claro.

El otro día, en la universidad de Jaén, camino de clase, me encontré con las pruebas irrefutables de que aquí, en Jaén, ya pueden realizarse esos estudios también. Será cosa de los planes esos nuevos de Bolonia.

Porque sólo así puede explicarse algo como esto que vi en el rellano de la escalera.

Sin lugar a dudas, a alguno de los estudiantes de nueva entrada, que estaba tan tranquilo realizando sus prácticas veterinarias, tuvo un despiste, fruto de la inexperiencia, por el que se le debió de escapar el "espécimen".
En el barullo que seguramente se originó para recapturarlo, el pobre bicho, asustado, soltaría alguna involuntaria coz que, afortunadamente, no hirió a ninguna persona. Como se puede ver, ya que el impacto fue a dar en otra parte.

Lo que sí deberían hacer es avisar de estas cosas, para que luego nadie se asuste. Como poner uno de esos cartelitos de "Alerta: Animales Sueltos".

Que ya sabemos que más vale prevenir, que curar.

miércoles, octubre 06, 2010

Foto marrana

Sí, ya sé que dije que iba a actualizar más frecuentemente el blog pero... es que se te juntan unas cosas con otras, y al final, la casa sin barrer.

Y hablando de cosas sucias, aquí va una foto bien marrana. Ojo, a ver lo que véis vosotros en ella.

¿Veis tres cerdos? Pues claro que sí. ¿O no? Porque yo sí que los veo, ¿eh?

A ver si es que, en lugar de tres, aquí lo que hay son cuatro cerdos.

Mens pulcra in corpore sano, que dirían los romanos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...