jueves, diciembre 04, 2014

Quedando como amigos

Ayer me dio por acordarme de la película de "El Jorobado de Notre Dame", en su infame versión Disney, donde sólo salvaría la parte del diseño de personajes y decorados y la brutal interpretación de Constantino Romero como el Juez Frollo.

El resto es para hacérselo mirar. Tanto vendernos la moto de "la belleza está en el interior", en la producción anterior de "La Bella y la Bestia", para luego darte con la puerta en las narices, con el chasco que se lleva el desdichado de Quasimodo con Esmeralda y Febo. Y encima, parece que la moraleja es ésa, que tú, muy bien donde estás, ahí donde las gárgolas parlantes, tocando la campana, y como amigos, ¿eh? Y Quasi que lo acepta de buen grado.

A mí porque la película ya me pilló talludito, pero imagino las catastróficas consecuencias que tendría sobre la población adolescente de la época, en plena efervescencia hormonal, con el acné a flor de piel (con perdón).

Y no se preocupan por disimularlo. Nada de nada. Tendríamos que esperar unos cuantos años más para darnos cuenta de la horrible verdad oculta bajo la historia.


¿O soy al único que le pasa?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...